Pasar al contenido principal
x

Desde el campo: enseñando a los promotores de salud para proteger a los niños de los contaminantes ambientales

Kate training CHW parents on environmental exposures

Cuando Gloria llegó a los Estados Unidos para trabajar en el campo, el envenenamiento por plomo era algo completamente desconocido para ella, algo de lo que nunca había escuchado y que nunca había sido parte de su vida cotidiana.  El plomo, conocido como “el villano invisible” es un metal duro que puede frenar el desarrollo mental y físico, causar dificultades de aprendizaje y convulsiones en niños expuestos a cantidades muy altas.  El plomo se puede encontrar escondido en cerámica de barro, tuberías y pintura de casas viejas, muchas de las cuales son ocupadas por trabajadores migrantes que entran y salen de diferentes casas durante la temporada de cosecha del verano. Uno puede imaginarse el horror y miedo que Gloria sintió cuando durante una visita a la clínica con su niña de 15 meses para una revisión de rutina, cuando los resultados de una prueba de sangre mostraron un nivel muy alto de plomo.  Gloria esperaba que los efectos del plomo fueran mínimos después de que mudó de casa y encontró tratamiento médico para su hija, pero era muy pronto para tener certeza de ello.  Como muchas familias migrantes, Gloria no era consciente de los peligros del envenenamiento por plomo y como consecuencia no podía proteger a su hija de la exposición ese peligroso contaminante.  A través de nuestro proyecto, “Protegiendo a los niños de los trabajadores agrícolas de los contaminantes ambientales” Gloria se entrenó como promotora de salud y comparte su historia con otros padres en su comunidad para que sus niños puedan evitar exposiciones a contaminantes peligrosos como el plomo.

Este proyecto financiado por el Programa de Subvenciones Cultivando Comunidades Saludables de la Fundación Aetna, me dió la oportunidad de viajar a la costa este de Virginia para trabajar con el Proyecto Head Start para Migrantes de la Costa Este (ECMHSP por sus siglas en inglés), para realizar los talleres de entrenamiento para entrenadores con padres de familia que trabajarán como promotores de salud. Estos talleres forman parte de nuestro segundo año de este proyecto.  Durante los talleres, y junto a empleados del ECMHSP,  compartimos información y recursos sobre la salud y seguridad ambiental con padres de la comunidad agrícola. Les entrenamos como promotores de salud para compartir información  sobre cómo proteger los niños de contaminantes ambientales como pesticidas, químicos usados en limpieza, desencadenantes del asma y plomo.  Aunque la mayoría de los promotores de salud son latinos y han vivido en la costa este de Virginia por mucho tiempo, están muy motivados para trabajar en su comunidad y compartir su conocimiento con otros  trabajadores migrantes del área.  Durante el verano, MCN y ECMHSP facilitaron tres entrenamientos en diferentes ciudades de la costa este de Virginia: en Exmore, Parksley y Cheriton. Después del éxito del año pasado, yo estaba muy optimista y entusiasmada en comenzar otro año.

El primer de los tres entrenamientos se realizó en Exmore, VA, una ciudad agrícola pequeña cuya atracción principal es la bondad y simpatía de su gente.  Escogimos Exmore para realizar el taller porque era un punto central entre los centros de Head Start de Parksley y Cheriton, aunque los maizales y algunos restaurantes de comida rápida son los establecimientos más grandes de Exmore.  Con el apoyo de José Enríquez, del centro de ECMHSP en Parksley, facilitamos un taller muy interactivo cubriendo información sobre exposiciones ambientales a la vez que se proporcionaron herramientas y recursos para que compartir la información con otros padres en su comunidad. Los asistentes estuvieron muy animosos y  participativos durante el taller, aunque fue un grupo pequeño.

Aprovechando la confianza de tener un grupo tan pequeño,  Enriquez y yo pudimos hacer conexiones más personales con las asistentes.  Las participantes compartieron desafíos y barreras que evitaron que otros padres asistieran al taller, como transporte y disponibilidad de cuidado de sus niños durante la sesión.

 

Community Health Worker parents participating in the different aspects of the training

Para resolver algunas de las barreras del primer taller, los siguientes dos entrenamientos se realizaron en los centros ECMHSP de Parksley y Cheriton, donde los padres se sentían cómodos y con personal que pudiera cuidar a los niños mientras asistían al taller.  ¡Y funcionó muy bien!  En el siguiente taller en Parksley, asistieron el triple de personas con mucho entusiasmo para con el proyecto y con la información que les compartimos. De nuevo, con el apoyo de José Enríquez el taller fue genial con mucha discusión sobre cómo proteger a los niños de contaminantes ambientales. Aunque el entrenamiento se realizó entre semana y después de horas de trabajo, la energía y alegría de los padres fue increíble. De hecho, uno madre que asistió al primer taller, le encantó tanto que regresó al entrenamiento de Parksley para participar de nuevo.  Ella estaba muy agradecida y nos dijó: “en todos mis años de asistir a talleres como este, nunca había recibido recursos e información tan buenos. Ustedes están haciendo cosas buenísimas”. Comentarios como este y el entusiasmo de los participantes nos sirvieron como recordatorios del gran impacto que este proyecto tiene en la comunidad.

 

Kate presenting on environmental exposure

 

El tercer y último entrenamiento se realizó en el centro de ECMHSP en Cheriton con el apoyo de Carina Ramirez, otra empleada del centro. Los padres y facilitadores desayunaron y discutieron sobre salud y seguridad ambiental, mientras que los hijos de los participantes jugaban afuera, bajo del cuidado de trabajadores de Head Start. El lugar era accesible, familiar y cómodo para los padres, así que de nuevo tuvimos muchas participantes. Una sorpresa inesperada fue que dos de los participantes hablaban inglés solamente, mientras que el idioma principal de los entrenamientos era español. Asi que tuvimos que resolver la situación  rápidamente y Ramírez y yo adaptamos el taller y realizamos el taller de forma bilingüe.  Usando el inglés y el español, tuvimos un taller muy especial y dinámico para todos.

Estos padres que ya están entrenados y armados con información y herramientas para ser promotores de salud, compartirán ahora su conocimiento con sus vecinos y compañeros para ayudar a proteger los niños de la comunidad de peligros ambientales. Los padres con los quien tuve el privilegio de conectarme demostraron una pasión increíble por la salud y la seguridad de sus hijos y el bienestar de quienes están a su alrededor. No dudo que estos padres tendrán un impacto significativo en las vidas de las familias de su comunidad.

 

¿Quiere más información sobre cómo disminuir exposiciones ambientales en los niños?
Los siguientes recursos pueden ayudar:


Aunque Cerca, Sano

Poco Veneno… No mata?  Comic

Poco Veneno… No mata?  Manual para promotores de salud

Panfletos sobre el asma, el plomo, y los químicos

 

 

Like what you see? Amplify our collective voice with a contribution.

 Email Us  Share with us on Facebook  Tweet Us  LinkedIn  LinkedIn  Click here to contribute

Got some good news to share? Contact us on our social media pages above.

Return to the main blog page or sign up for blog updates here.

Rating