Pasar al contenido principal
x

Preguntas y respuestas: Lo que los proveedores de atención médica primaria deben saber sobre las vacunas contra el COVID-19

A clinician vaccinates an older man

[Nota de la editora: Este artículo se publicó por primera vez en inglés en Healio.com. Laszlo Madaras, MD, MPH, Director Médico de Migrant Clinicians Network, es uno de los coautores. Aquí, presentamos el artículo traducido al español. Lea el artículo original en inglés en Healio.com.]

Por Raghavendra Tirupathi, MD, FACP; Laszlo Madaras, MD, MPH, FAAFP; Ali Rabaan, PhD; and Prasannalaxmi Palabindela, MD
   

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que, hasta el 5 de enero, más de 4,8 millones de personas han recibido la primera dosis de una vacuna contra la COVID-19 en los Estados Unidos.

Durante un evento reciente, el presidente electo Joe Biden dijo que su gobierno aumentará el ritmo de distribución de la vacuna contra la COVID-19, con el objetivo de suministrar 100 millones de dosis durante sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

A medida que se siguen administrando las vacunas, los proveedores de atención médica primaria están preparando a sus pacientes para la vacunación. En este artículo, Raghavendra Tirupathi, MD, FACP, FIDSA, miembro del consejo editorial de Infectious Disease News, director médico de Keystone Infectious Diseases / HIV, presidente de prevención de infecciones en Summit Health y profesor clínico auxiliar de medicina en Penn State College of Medicine; Laszlo Madaras, MD, MPH, FAAFP, director médico de asuntos educativos en WellSpan Summit Health Campus, director médico de la Red de Proveedores de Servicios de Salud para Migrantes (MCN, por sus siglas en inglés), profesor clínico auxiliar de medicina en Penn State College of Medicine y profesor auxiliar adjunto de medicina familiar en Brown University; Ali Rabaan, PhD, jefe del Laboratorio de Diagnóstico Molecular en Johns Hopkins Aramco Healthcare en Arabia Saudita; y Prasannalaxmi Palabindela, MD, médico internista del Centro Médico Jennie Stuart, en Hopkinsville, Kentucky, responden las preguntas frecuentes sobre la vacuna contra la COVID-19.


P: ¿Qué es una vacuna ARNm?

R: En comparación con los métodos de las vacunas convencionales, las vacunas ARNm, o vacunas ARN mensajero, son un nuevo tipo de tecnología de vacunas con alta potencia, con capacidad de desarrollo rápido y con potencial de fabricación de bajo costo y administración segura. El ARNm es el paso intermedio entre la traducción –o traslado- del ADN que codifica las proteínas y la producción de proteínas por los ribosomas en el citoplasma. La vacuna tiene fragmentos de ARNm encerrados en una capa lipídica que proporciona el código genético para que nuestras células produzcan proteínas virales. Una vez que se producen las proteínas, que no causan enfermedades, el cuerpo lanza una respuesta inmune contra el virus, lo que permite que la persona desarrolle inmunidad.

Hay dos vacunas contra la COVID-19 que han recibido la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés): la vacuna Pfizer-BioNTech (para personas mayores de 16 años) y la vacuna Moderna (para personas mayores de 18 años).

 



P: ¿Cuál es el calendario de vacunas?

R: El programa de vacunación para la vacuna Pfizer es de dos dosis administradas por vía intramuscular (IM) con 21 días de diferencia. El calendario de vacunación de Moderna es de dos dosis por vía intramuscular con 28 días de diferencia.

Ambas dosis son necesarias para la protección. La eficacia de una dosis única no ha sido evaluada sistemáticamente.

 



P: ¿Se puede contraer la COVID-19 a través de la vacuna?

R: Las vacunas ARN mensajero no contienen un virus vivo y no conllevan el riesgo de causar una enfermedad en la persona vacunada. El ARN mensajero de la vacuna no codifica el virus sino solo las proteínas de la espícula S (spike) que se utilizan para generar una respuesta inmune.

 



P: ¿Qué tan efectiva es la vacuna para prevenir la enfermedad?

R: Se sabe que ambas vacunas previenen la enfermedad con una alta tasa de eficacia de hasta el 95% en los ensayos de la fase 3. Para poner esto en perspectiva, la eficacia es casi tan buena como la de la vacuna contra el sarampión, que históricamente se sabe que es la vacuna más eficaz.

 



P: ¿Las vacunas ARNm son mejores que otras vacunas en términos de eficacia y seguridad?

R: Las vacunas Pfizer y Moderna son igualmente eficaces y seguras. La de Pfizer tiene requisitos de almacenamiento más estrictos (-70 ° C / -94 ° F), pero eso no debería ser una razón para no ofrecer la vacuna.

 



P: ¿Pueden las vacunas ARNm alterar el código genético de un individuo?

R: El citosol humano elimina eficazmente el ARNm después del proceso de traducción en proteínas de espícula. El ARNm no ingresa al núcleo ni altera el código genético humano.

 



P: ¿Pueden las vacunas ARNm dar un resultado positivo en una prueba de COVID-19?

R: Es imposible que alguien tenga un resultado positivo en una prueba de COVID-19 por la vacuna, pero si una persona contrae la infección inmediatamente antes o dentro de los 14 días siguientes a la vacunación, podría arrojar un resultado positivo debido a la infección y no a la vacunación.

 



P: ¿Se necesitan pruebas de rutina antes de recibir la vacuna de la COVID-19?

R: No. No se necesitan pruebas serológicas de rutina ni de PCR de la COVID-19 antes o después de la vacunación, a menos que estén indicadas para otros fines.

 



P: ¿Se necesitan medidas de mitigación después de recibir la vacuna?

R: Las vacunas se administran de manera escalonada debido a la disponibilidad limitada, y actualmente los trabajadores de la salud y los residentes que viven en instalaciones de cuidado a largo plazo son los primeros en la fila. Por lo tanto, todavía hay una gran parte de la población que sigue sin inmunización, susceptible, aún sin vacunar. Tampoco sabemos, por los datos hasta ahora disponibles, si la vacuna previene la infección, aunque es muy eficaz para prevenir enfermedades.

Los ensayos se diseñaron para evaluar la prevención de la enfermedad sintomática. En teoría, es posible que las vacunas también prevengan la infección. Hasta que tengamos datos convincentes y una parte considerable de la población esté vacunada, la recomendación es continuar con todas las medidas de prevención, incluido el uso de mascarillas, el distanciamiento social, la higiene de las manos, evitar multitudes, seguir la guía de viaje de CDC, seguir la guía de cuarentena después de estar expuestos a alguien con la COVID-19 y seguir todas las directrices escolares o laborales aplicables.

 



P: ¿Cuáles son los efectos secundarios comunes de las vacunas?

R: Los efectos secundarios más comunes observados en los participantes del ensayo fueron fatiga, dolor de cabeza y fiebre. Durante el seguimiento del ensayo, no se observaron efectos secundarios graves en los participantes. Después de la segunda dosis es que se observaron en mayor número los síntomas posteriores a la vacunación.

Los síntomas consistentes de la COVID-19 en los primeros 7 a 10 días posteriores a la vacunación (tos, dificultad para respirar, pérdida del gusto y del olfato) deben requerir una evaluación adicional, ya que podrían ser signos de una infección activa. Sería prudente educar a los vacunados con respecto a los síntomas esperados y animarles a informar los síntomas graves usando la aplicación V-safe.

Se pueden tomar medicamentos antipiréticos o analgésicos para el tratamiento de los síntomas posteriores a la vacunación. En este momento, no se recomienda la profilaxis de rutina con el fin de prevenir los síntomas debido a la falta de información sobre el impacto del uso de estos en las respuestas de anticuerpos inducidas por la vacuna.

 



P: ¿Cuándo es más probable que ocurran estos síntomas?

R: Los vacunados pueden desarrollar síntomas dentro de los primeros 3 días después de recibir la vacuna y estos deben durar menos de 2 días.

 



P: ¿Qué sucede si el vacunado no se pone la segunda dosis a los 21 días (Pfizer) o a los 28 días (Moderna)?

R: Se debe alentar a los vacunados a que no se olviden de la segunda dosis y se les debe enviar recordatorios para que cumplan con el cronograma. El período de gracia es +/- 4 días antes o después de la fecha estipulada para la segunda dosis. Sin embargo, si eso sucede, no es necesario repetir la primera dosis y se debe poner al día con la segunda dosis lo antes posible.

 



P: ¿Son intercambiables las diferentes vacunas ARNm?

R: En este momento, CDC recomienda no intercambiar las dos vacunas en la primera y segunda dosis. La segunda dosis de la vacuna debe ser del mismo tipo y marca que la primera dosis.

 



P: ¿Qué pasa si un paciente recientemente tuvo influenza o recibió otras vacunas?

R: Después de recibir la vacuna contra la influenza, se debe esperar 14 días para recibir la vacuna contra la COVID-19. Además, cualquier otra vacuna debe espaciarse 14 días antes o después de la vacunación contra la COVID-19.

 



P: ¿Qué pasa si un paciente ya tuvo COVID-19, sintomático o asintomático?

R: Se recomienda que aún reciba la vacuna contra la COVID -19. Sin embargo, en sitios donde no hay dosis suficientes, CDC y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización recomiendan diferir la vacunación a los pacientes que en los últimos 3 meses hayan tenido un resultado positivo en una prueba de COVID-19 para ayudar a vacunar a todos los receptores de vacunas calificados. Sin embargo, esto no se aplica si la persona que tuvo COVID-19 trabaja en un centro que tiene suficientes dosis para todos los empleados.

 



P: ¿Qué pasa si un paciente tiene actualmente la COVID-19?

R: Se recomienda que esos pacientes se recuperen de sus síntomas agudos y que la vacuna se administre después del período de convalecencia y aislamiento recomendados.

 



P: ¿Qué pasa si alguien recibió anticuerpos monoclonales o plasma de convalecencia para el tratamiento de COVID-19?

R: Se recomienda esperar al menos 90 días desde la recepción del tratamiento para vacunar.

 



P: ¿Cuáles son las recomendaciones para pacientes inmunodeprimidos?

R: Los pacientes inmunodeprimidos no estuvieron bien representados en los ensayos originales. Por tanto, no se dispone de datos de seguridad y eficacia en estas poblaciones especiales de alto riesgo. No hay ninguna recomendación de las agencias federales, aparte de tener una discusión informada, sobre los riesgos y beneficios, así como el hecho de que la respuesta inmunitaria a la vacunación podría verse atenuada. Sin embargo, la vacunación aún se puede considerar dependiendo del riesgo de adquisición de la COVID-19 de una determinada persona.

 



P: ¿Cuáles son las recomendaciones para mujeres en edad reproductiva, embarazadas o en período de lactancia?

R: No se dispone de datos oficiales de seguridad o eficacia en los ensayos, ya que no analizaron a esta población en especial. No se necesita una prueba de embarazo antes de administrar la vacuna en mujeres en edad reproductiva. Las vacunas ARNm no son vacunas de virus vivo y, por lo tanto, el virus no se transferirá a través de la placenta ni a través de la leche materna.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, CDC y otras organizaciones nacionales recomiendan tener una discusión informada con la paciente y buscar una toma de decisiones conjunta basada en los datos disponibles con respecto al nivel de actividad del virus en la comunidad, la eficacia potencial de la vacuna, el riesgo y la gravedad potencial de una enfermedad materna, incluidos los efectos de la enfermedad en el feto y el recién nacido, y la seguridad de la vacuna para la paciente embarazada y el feto.

Se debe aconsejar a las mujeres embarazadas que les dé fiebre después de la vacuna que tomen acetaminofén, ya que la fiebre está asociada a resultados adversos en el embarazo.

 



P: ¿Qué sucede si el vacunado tiene antecedentes de alergias alimentarias o alergias a los componentes de la vacuna?

R: El tener antecedentes de reacción alérgica grave (p. ej., anafilaxia) a cualquier componente de la vacuna contra la COVID-19 (como polietilenglicol) es una contraindicación para la vacuna. El tratamiento médico apropiado utilizado para manejar las reacciones alérgicas inmediatas es estar disponible de inmediato en caso de que ocurra una reacción anafiláctica aguda después de la administración de la vacuna. Los pacientes con reacción alérgica grave a cualquier vacuna o terapia inyectable (intramuscular, intravenosa o subcutánea) o anafilaxia deben ser observados durante los 30 minutos posteriores a la vacunación, para vigilar la aparición de efectos secundarios inmediatos. Todos los demás pacientes deben ser vigilados durante 15 minutos.

 



P: ¿Por qué los ensayos clínicos y la aprobación de la vacuna fueron tan rápidos en comparación con otras vacunas?

R: Si bien las vacunas ARNm pueden ser un avance relativamente nuevo, hay más de tres décadas de experiencia con las vacunas ARNm. En el pasado, se ha explorado la tecnología del ARNm para desarrollar vacunas contra la influenza, el zika y el ébola. La tecnología de las vacunas tiene en sí 10 años. Los ensayos clínicos y la aprobación relativamente rápidos son una prueba de los avances científicos de varias décadas y de la importante inversión financiera de varios países para su desarrollo. El ritmo rápido no significa que se hayan tomado atajos. Todo el proceso fue examinado por dos comités independientes sin conflictos de intereses, incluida la junta de monitoreo y seguridad de los datos del ensayo clínico y el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC, por sus siglas en inglés), el comité asesor de la FDA.

 



P: ¿Cuál es la recomendación para las personas que han estado expuestas recientemente al SARS-CoV-2?

R: Si la persona está en cuarentena, se debe posponer la vacunación hasta que finalice el período de cuarentena para evitar exponer al personal de atención médica u otras personas durante la cita de vacunación.

 



P: En los ensayos clínicos, ¿se hizo seguimiento a las personas durante el tiempo suficiente después de la administración de la vacuna de la COVID-19?

R: La mayoría de los efectos secundarios de la vacuna que fueron presenciados ocurrieron pocas horas después de la administración, algunos días y, raramente, semanas después de la vacuna. Se hizo seguimiento a los pacientes de los ensayos clínicos durante un total de 2 meses.

 



P: ¿Cuánto tiempo después de la segunda dosis se está protegido de la COVID-19?

R: La inmunidad inducida por la vacuna es fuerte 14 días después de la segunda dosis. Esto no significa que se pueda bajar la guardia por completo. Los pacientes aún deben continuar usando mascarillas y seguir todas las demás precauciones hasta que las autoridades de salud pública indiquen lo contrario.

 



P: ¿Cuánto dura la protección?

R: Debido a que las vacunas son nuevas, esto aún no se sabe con certeza. La predicción es que la protección podría durar al menos algunos años.

 

Referencia

CDC. COVID-19 Vaccinations in the United States (Vacunas contra la COVID-19 en los Estados Unidos). https://covid.cdc.gov/covid-data-tracker/#vaccinationsConsultado el 4 de enero de 2021.

 

 

 

Like what you see? Amplify our collective voice with a contribution.

 Email Us  Share with us on Facebook  Tweet Us  LinkedIn  LinkedIn  Click here to contribute

Got some good news to share? Contact us on our social media pages above.

Return to the main blog page or sign up for blog updates here.

Rating