Pasar al contenido principal
x

Organización destacada: American Indian Mothers Inc.

Partner Spotlight: American Indian Mothers Inc.

[Nota del editor: Alianza Nacional de Campesinas (Alianza), La Red de Proveedores de Servicios de Salud para Migrantes (MCN), La Coalición Rural (CR) y 20 organizaciones colaboradoras y miembros han movilizado a 221 promotores de salud comunitarios a través de 20 estados y Puerto Rico desde julio de 2021 para promover la vacunación en comunidades rurales afrodescendientes, indígenas y de personas de color (BIPOC) a través de comunidades de aprendizaje. Financiados con un subsidio de $8.1 millones de HRSA, el esfuerzo busca mejorar las tasas de vacunación entre los trabajadores agrícolas inmigrantes, migrantes y comunidades agrícolas afrodescendientes a través del refuerzo de información referente a COVID-19, abordando vacilación y accesibilidad de la vacuna y ayudando a contrarrestar la información errónea y la desinformación.]

En las regiones rurales, el temor a las vacunas contra COVID-19 ha sido un obstáculo importante para proteger a las comunidades vulnerables durante la pandemia. Si queremos ayudar a estas comunidades a obtener protección contra el virus, estos temores deben abordarse, no descartarse o ignorarse. Entre algunas comunidades indígenas de América del Norte, American Indian Mothers Inc. (AIMI por su sigla en inglés) ha estado trabajando para ayudar a convencer a los miembros de la comunidad para que se vacunen, respondiendo a sus temores comunes y aumentando la accesibilidad a las vacunas. "Las personas afirman que la gente está muriendo por recibir la vacuna", dijo Kara Boyd, presentadora de AIMI en una de las comunidades de aprendizaje recientes de MCN, mientras compartía la información errónea que está escuchando dentro de las comunidades a las que sirve. "No he tenido a nadie que haya podido mencionar a una persona que haya muerto por recibir la vacuna, pero si han podido nombrar a más de 20 personas que no recibieron la vacuna y que han muerto como resultado de COVID", señaló Boyd.
  

Map of N.C. Tribal and Urban Communities

AIMI, una organización sin fines de lucro con sede en Carolina del Norte, sirve principalmente a las poblaciones de nativos americanos que residen en el estado, apoyando su salud y bienestar. Como parte de los esfuerzos de AIMI durante COVID-19, la organización ha ayudado a construir el Círculo de conversación intertribal para sanar COVID-19 (ITTCH por su sigla en inglés) financiado por HRSA, un proyecto que amplía su alcance a Carolina del Sur, Virginia y Maine, donde AIMI trabaja para proteger a las comunidades de nativos americanos a las que sirve, utilizando el gran conocimiento y las mejores prácticas que se han desarrollado. La creación de ITTCH, que también llega a Georgia y Nuevo Hampshire, ha alentado a las comunidades de nativos americanos a las que llega a promover activamente la vacunación, ayudando a proteger a estas comunidades que se han visto afectadas de manera desproporcionada por la pandemia de COVID-19. Según el Servicio de Salud Indígena, los nativos americanos tienen 3.5 veces más probabilidades de contraer COVID-19 y 4 veces más probabilidades de ser hospitalizados como resultado de COVID-19 que las poblaciones blancas no hispanas

AIMI ITTCH poster and person holding poster

Los problemas de confianza dentro de algunas poblaciones de nativos americanos de América del Norte pueden estar haciendo que estas comunidades sean más vulnerables a la desinformación. "La desconfianza en el gobierno debido a las agresiones pasadas hacia los nativos americanos es reto muy grande, así como la desconfianza en la industria médica", dijo Boyd. Las poblaciones indígenas de América del Norte a menudo han sufrido malos tratos y abusos médicos a manos de las autoridades y este sigue siendo un problema urgente que ha dado lugar a desigualdades de salud entre las poblaciones indígenas y otras poblaciones dentro del país. Si bien se ha demostrado que las vacunas son extremadamente efectivas y seguras, el miedo a la intervención médica se basa en el daño real, histórico y material que se ha hecho a estas comunidades. Estos temores no pueden ser descartados por quienes tratan de mejorar la salud pública. Los esfuerzos intercomunitarios para fomentar la vacunación, como los promovidos por AIMI, pueden ser más efectivos para disminuir los temores de la comunidad, fomentar la confianza y reconstruir las relaciones, en comparación con los esfuerzos de autoridades menos confiables.

AIMI a través de la iniciación del ITTCH, ha trabajado para aumentar sus esfuerzos de comunicación mediante la creación de una línea telefónica directa para atender preguntas urgentes, además de aumentar el rango de poblaciones a las que sirve.  Boyd también enfatizó la importancia de la comunicación cara a cara dentro de su comunidad como un método de comunicación valioso para muchos de los miembros de la comunidad nativa americana a los que sirven, además de la línea directa con la que cuentan. El personal de la organización fomenta la vacunación a través de conversaciones sinceras sobre la salud y la COVID-19. También toman medidas para que la vacunación sea más accesible, lo que incluye ofrecer transporte gratuito para llegar a las citas de vacunación. 

An outdoor event with resources

Al ampliar su alcance a través del ITTCH, se han hecho evidentes retos que van más allá de la desinformación. Al intentar llegar a los nativos americanos dentro de los estados a los que sirven, han encontrado problemas con los datos del censo, donde los miembros de la comunidad pueden no estar representados adecuadamente. Además, Boyd señala que mientras que las comunidades que viven en reservaciones son más fáciles de alcanzar en la lucha contra la desinformación debido a su ubicación geográfica específica, AIMI no quiere abandonar a muchos nativos americanos miembros de la comunidad viven en otros lugares. AIMI puede llegar a los nativos americanos que viven en ciudades puesto que trabaja con centros urbanos nativos americanos reconocidos por el estado. Boyd explicó que muchos nativos americanos son miembros de las fuerzas armadas y que el alcance urbano ayuda a alcanzarles en Fort Bragg, una de las instalaciones militares más grandes del país.

Cada semana, MCN facilita una Comunidad de aprendizaje bilingüe que ofrece a los socios acceso a personal clínico, otros expertos, una extensa biblioteca de recursos de COVID-19 totalmente editables, actualizaciones de COVID-19 basadas en pruebas y una extensa asistencia técnica de comunicaciones y mercadotecnia para respaldar el uso y la adaptación de los recursos de los socios para satisfacer las necesidades de su comunidad. Cada organización comparte contenido y actividades en las comunidades de aprendizaje con sus promotores de salud comunitarios de primera línea, quienes promueven incansablemente la vacunación contra COVID-19 en los condados, pueblos y vecindarios donde viven. Esta serie de blogs destaca las prácticas mejores y las más prometedoras utilizadas por los colaboradores de subvenciones en todo el país que se comparten en las comunidades de aprendizaje, creando un entorno de aprendizaje diverso.

Esto es financiado por la Administración de Servicios y Recursos de Salud (HRSA) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) como parte de un financiamiento de $8,105,547 con un porcentaje del 0% financiado con fuentes no gubernamentales. El contenido es del/los autor/es y no representa necesariamente las opiniones oficiales de HRSA o del gobierno de los Estados Unidos, ni un respaldo del mismo. Para obtener más información, visite HRSA.gov.

 

 

 Email Us  Share with us on Facebook  Tweet Us  LinkedIn  LinkedIn  Click here to contribute

Got some good news to share? Contact us on our social media pages above.

Return to the main blog page or sign up for blog updates here.

Rating